El campo es su inspiración, su lema,

Sin prisa pero con alma,

se ha convertido en su forma de vida,

Una vida a fuego lento,

y así lo ha conseguido en su rutina diaria.

Elisa rodeada de su equipo de artesanos,

Con renacimiento e innovación diaria,

Han conseguido formar el tándem perfecto

Para conseguir una marca artesana de vanguardia.

Ella que desde pequeña lleva la decoración en sus venas,

Viendo como su padre, luchaba por formar una empresa sólida cada día ,

sigue sus raíces con cariño y mucho amor.

Su equipo compuesto por sus compañeras apasionadas y creativas,

Que dan vida a la marca, junto con la esencia de la empresa el valor de una marca

Que va unida como familia.